¿Me explico o no me entiendes?

3 10 2006
Supongo que todos -en algún momento- nos hemos encontrado ante esta situación de decir -un tanto enojados- …

– “¿me entiendes?”

y la otra persona poner cara, a veces de circunstancia, a veces de póker, a veces realmente de no entenderte y realmente asegurarte que no te entiende o no te está entendiendo nada. Es frustante, ¿verdad?

También reconoceréis que siguiendo con la misma historia le explicas a un tercero la situación con -por ejemplo- el Sr. X y …

– “Estuve el otro día con X y, parece mentira, mira que se lo estuve diciendo pero no se enteró de nada, como si no me hiciera caso.”

Otro caso. Los típicos malos entendidos. O por ejemplo el caso de … “ya me parecía a mi que eso no era lo que querías”

De estas situación seguro que tenéis anécdotas que contar pero todo pivota entorno a un elemento en la comunicación.
  • ¿Somos -acaso- realmente eficaces en nuestra comunicación?

  • ¿Nos aseguramos realmente que la otra persona ha recibido bien el mensaje y nos ha entendido aquello que queríamos transmitirle?

  • ¿Somos conscientes de que hay que asegurarse que nuestro interlocutor nos entiende, nos comprende?

  • ¿Preparamos el mensaje a ofrecer, vigilamos el medio de comunicación que vamos a utilizar, buscamos el mejor momento para comunicar determinados mensajes, ideas, conceptos, instrucciones, órdenes, mandatos, consejos, …?

Me temo que … no. ¿Estáis de acuerdo?


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: